razas de gatos gato persa exotico para gato

Americano

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Muchos le confunden con el gato persa pero en realidad el gato exótico es una raza pura que agrupa las cualidades perfectas que un felino pueda tener. ¡Conoce a este minino!

No es casualidad que cuando alguien ve un gato exótico lo confunda con el gato persa, su pariente más cercano, porque mantiene casi todas sus características menos la de tener el pelaje largo. El gato exótico es una raza artificial pero con los años se ha conseguido un carácter y un aspecto magníficos que lo convierten en el animal perfecto para tener en casa. De hecho, desde 1967 está aceptado como raza pura.

Este felino surgió de cruzar el british shorthair, el american shorthair y el gato persa en 1966 gracias a Jane Martinke, una criadora y jueza de razas felinas. También se realizaron hibridaciones con el azul ruso y el gato birmano. Pero ¿cuál era el objetivo de Martinke? Ella quería conseguir un gato persa con el gen del pelo corto pero no sólo logró eso sino que además surgió un gato de complexión robusta, pelo suave y un temperamento ideal.  

Este gato no es tan conocido como el persa pero gracias a las maravillosas cualidades de su pelo, entre ellas que produce menos alergia que el de otros gatos, ha empezado a ganar mucha popularidad.

El gato exótico tiene un cuerpo redondeado, musculado y con patitas cortas. Su nariz es muy chata, sus ojos son redondos y sus orejas pequeñas le hacen tener una cara llena de dulzura. Puede llegar a pesar hasta 6 kilos pero no es un gato muy grande. Además, presume de tener un pelo denso que no necesita muchos cepillados y que puede variar desde un sólo color (blanco, negro, naranja o crema) a varios colores como el tabby o atigrado, el bicolor (se suele combinar con blanco), el moteado y el tricolor, entre otros patrones.

Lo que más llama la atención de estos felinos es su carácter: son gatos tranquilos pero a la vez muy curiosos. Les encanta jugar y son compatibles tanto con otros animales como conniños ya que siempre buscan la atención de sus dueños y la encuentran en los pequeños de la casa.

Si te ha gustado lo que has leído del gato exótico, te invitamos a que sigas con nosotros porque a continuación te contamos 20 curiosidades más sobre esta raza felina tan interesante.

Lo único menos bueno que debemos matizar es que no le gusta pasar tiempo a solas. Si te vas de vacaciones encuentra a alguien de confianza para que lo cuide. 

Es importante limpiar sus ojos con una gasa y agua templada ya que la forma de estos hace que se ensucien con facilidad de polvo o legañas. También deberás cuidar de su salud dental

Es un gato muy juguetón por lo que tendrás que aprovechar el tiempo que pases con él para jugar juntos. Utiliza cañitas, pelotas o aquello que le guste más.

Esta raza suele encontrarse en criaderos o particulares, si vas a buscar un ejemplar fíjate en si los animales están bien cuidados, pregúntale todas tus dudas a la persona que te atienda y asegúrate de que no te entrega los gatitos con menos de dos meses. 

Es una especie sana que ha superado algunos problemas que tiene su pariente el persa. Sin embargo, a raíz de la forma de su cara existen casos de alteraciones oftalmológicas o mandibulares. 

Surgió gracias a Jane Martinke que cruzó ejemplares de british shorthair, american shorthair y persas en 1966 en busca de un gato con las cualidades del último pero de pelo corto. 


Algunos gatos como el siamés son muy parlanchines pero el gato exótico no suele maullar así que eso no será un inconveniente.

El peso del gato exótico se encuentra entre los 3,5 y los 6 kilos y sus patas son rechonchas y cortas. 

Estos felinos tienden a engordar y la obesidad genera muchos problemas de salud en los gatos. ¡Evítala!

Al igual que ocurre en otros animales, como los perros carlino, el acortamiento de su cara puede generar problemas respiratorios.


La anatomía de estos gatos hace que existan dificultades para sacarlos adelante. Los partos suelen ser por cesárea porque son rechonchos desde que nacen. 

Las camadas de los gatos exóticos son de tres o cuatro cachorros y, por lo general, suelen tener menos posibilidades de supervivencia en relación con otros gatos.

No siempre han tenido el mismo aspecto. Esta es una de las mayores curiosidades de la raza. Cuando llegó a Europa tenía un aspecto distinto y no fue hasta el final del siglo XIX cuando adoptó los rasgos que conocemos. ¿Por qué? Porque la mayoría de cachorros surgidos fueron mezcla o cruce con otros gatos persas o de angora.

Su pelaje y su aspecto siempre han sido seña de la realeza y la nobleza. Una gran admiradora de estos gatos junto con los gatos persas fue la reina Victoria de Inglaterra.

Ciertamente estos gatos prefieren estar casi siempre en una casa y disfrutar de todas las comodidades. Pueden ser curiosos pero no serán tan callejeros como otras razas que aprovechan la más mínima oportunidad para salir a explorar.

Aunque les encante divertirse, son unos grandes dormilones y no dudarán en ningún momento en echarse una buena cabezadita. Asegura que tengan un buen lugar, cómodo y seguro en el cual el animal descanse.

Riñón poliquístico

Los problemas más frecuente en esta raza de gatos son las enfermedades renales, especialmente el riñón poliquístico, por lo que debemos estar atento a sus síntomas para asegurar su buena salud.  


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail
Entradas creadas 40

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba